ANDREA PAOLA ROSAL

Andrea Paola Rosal inició dentro de la industria del maquillaje hace 11 años. Lo que empezó como un hobbie, la llevó a inscribirse en la Universidad Galileo para poder estudiar visagismo.

A medida que transcurría el tiempo, empezó a enamorarse del maquillaje y decidió sacar cursos especializados. En ese entonces, no existía en Guatemala una academia que le llamara la atención, así que decidió viajar a Barcelona para poder especializarse en imagen y maquillaje.

Una vez finalizados sus estudios decidió emprender distintos negocios, el camino no ha sido fácil, ya que le han representado varios retos, que considera parte del aprendizaje. A la fecha ha formado seis negocios, fracasó en cuatro, perdió amigos y dinero, pero esto no la ha detenido.

El emprendimiento que le representó el mayor desafío ha sido The Beauty Truck, fue el primer salón de belleza sobre ruedas en Guatemala y Centroamérica,  le costó que los clientes entendieran el concepto, ya que por ser móvil, necesita más mantenimiento y gestión del tiempo para para llegar puntual a cada cita, no había una referencia de un negocio similar en el país,  entre otras dificultades.

Andrea destaca por su perseverancia en situaciones complejas como formarse en el ámbito empresarial, aprender a ser un líder, conformar un equipo y conocerlos, saber que todos son diferentes, escuchar al cliente y formar carácter. El resultado final es que disfruta a cada uno de sus clientes y sus historias, destaca a las novias y sus invitadas, a sus clientes fieles, pero lo que más la emociona es poder trabajar con famosos, ha maquillado a muchos cantantes internacionales, actores y actrices.

Durante el inicio de la pandemia, con restricciones generadas a causa del Covid 19, se auto motivó a “sobrevivir”, ya que debía cumplir con obligaciones como tener que pagar planillas, no se podían programar eventos, entonces era limitado el interés por maquillarse, así que le tocó re inventarse y pensar en qué otros negocios relacionados con belleza podían interesar a las personas, así que compró Verana Spa, un negocio enfocado en relajación, cuidado personal y cuidado de la piel. 

En la industria de belleza y cuidado personal, Andrea considera que lo natural es una tendencia. Las personas deben aceptarse a sí mismas y amarse a pesar de las imperfecciones. Hace años se utilizaba el maquillaje para tapar imperfecciones, ahora es únicamente para resaltar esas áreas lindas que todas las personas tienen.

Su principal inspiración es resaltar a su niña interna, decirle “pequeña Andrea lo estamos logrando”. Resalta además la importancia que su familia representa, su equipo y las mujeres en general. Como mujer, busca siempre colocar el nombre de Guatemala lo más alto posible, su lucha constante por alcanzar sus sueños, desvelarse y levantarse temprano, lo ve como sus principales metas..

En los próximos 10 años, Andrea se visualiza dando conferencias a otras emprendedoras en el ámbito de belleza en toda latinoamérica, siendo un referente de empresaria en este contexto, quizá como mamá, teniendo más negocios y apoyando financieramente a otras emprendedoras a cumplir sus sueños.

More from Horizon Mag

SOSTENIBILIDAD, UN DIFERENCIADOR EMPRESARIAL

El rol principal del departamento de suministros (compras), es velar por un...
Read More