Como transformar rostros en cuestión de minutos con Ácido Hialurónico

El campo de la medicina estética constantemente avanza, cada vez existen nuevos descubrimientos y técnicas mejoradas para obtener resultados de belleza en las personas.

En los últimos años ha tomado un giro menos invasivo, ya que las cirugías siempre presentan riesgos y además muchas personas llevan una vida con compromisos, lo cual no les permite tomarse períodos prolongados de recuperación.

Estos nuevos tratamientos no quirúrgicos, ofrecen al pacientes la oportunidad de lograr cambios notorios como los que se lograrían con una cirugía, en cuestión de minutos, eliminando el riesgo de pasar por un quirófano y anestesia. Además, el  tiempo y recuperación son rápidos y permiten que la persona regrese inmediatamente a su vida cotidiana tras realizarlos.

Uno de los tratamientos que ha revolucionado el campo de la medicina estética son las remodelaciones faciales y corporales con ácido hialurónico, el cual tiene como ventaja, que por tratarse de una sustancia que se encuentra de forma natural en el cuerpo humano, lo convierte en una opción sumamente segura.  Se puede encontrar en la piel, articulaciones, cartílagos, ojos, etc.  Una de sus principales propiedades es la retención de agua, por lo que mantiene los tejidos hidratados y en condiciones óptimas.

Conforme el ser humano envejece, su presencia en el organismo va disminuyendo  como consecuencia, la piel y otros tejidos pierden hidratación, elasticidad y firmeza, tornándose la piel más flácida, opaca, delgada, lo que da lugar a la aparición de arrugas.  Esto mismo ocurre en articulaciones, a manera que los cartílagos se hacen más rígidos y se sienta dolor en cada movimiento.  A la edad de 50 años ya solo queda la mitad del ácido hialurónico corporal.

Dada su capacidad de mantener los tejidos hidratados y encontrarse naturalmente en el cuerpo, se ha convertido en uno de los productos estrella, siendo también utilizado en terapias de medicina regenerativa y traumatológica.

Muchos de los productos cosméticos como cremas que se comercializan en la actualidad, contienen ácido hialurónico para mantener la piel hidratada, sin embargo, el más utilizado en medicina estética o en tratamientos articulares es la presentación inyectable. 

Este se presenta en forma de gel de distintas densidades y se inyecta en las zonas a tratar.  Hay uno de menor densidad que se utiliza únicamente para hidratar la piel y hacerla lucir más luminosa y no cambia las facciones, sin embargo si mejora la textura ya que también activa fibroblastos. Uno más denso que ya puede rellenar arrugas hasta geles de mayor densidad que incluso pueden utilizarse en otras partes corporales para realizar un aumento de glúteos por ejemplo. 

En el caso del rostro, esta sustancia permite cambios en distintas partes del rostro sin cirugía a través de pequeñas inyecciones de ácido hialurónico en los puntos que cada persona quiera trabajar.

Por lo tanto, en cuestión de minutos,  se pueden cambiar completamente la forma de la nariz, los pómulos, labios, barbilla, orejas o cualquier otra parte del cuerpo, al simplemente inyectar en el área y moldear.  Los resultados son inmediatos y la persona puede regresar a su vida normal inmediatamente tras realizarlo.  

Muchas veces las personas creen que por ser un relleno, el resultado es que se vean inflamados o hinchados, pero un relleno bien aplicado por un médico especializado, en los puntos exactos que necesita el rostro de cada persona, dará como resultado un efecto contrario; un rostro más estilizado, narices perfiladas, ojos más descansados y una piel más reluciente.  Así mismo disminuye las arrugas y mejora la calidad de la piel en general.

Los resultados dependen de quien aplique el ácido hialurónico y el tipo de ácido que se utilice.  Siempre debe ser de buena calidad preferiblemente aprobado por el FDA, y como con el maquillaje, pueden lograrse resultados naturales que embellecen el rostro, dependiendo de las manos del médico que lo aplica.

Muchas veces pacientes indican que les da miedo el «botox» o los rellenos, y esto tiene un fundamento.  La toxina botulínica (botox) y rellenos han causado grandes daños cuando es colocado por personas inexpertas en salones de belleza, spas, como una novedad. Se debe tener siempre en mente que cualquier tratamiento estético con cualquier sustancia, sea toxina botulínica, ácido hialurónico, o cualquier otro es indispensable que sea realizado por un médico cirujano graduado. 

No puede una persona poner en riesgo algo tan importante y bello como su rostro,  avocándose a  personas que se venden a sí mismos como médicos expertos. Por eso es importante verificar y cerciorarse quien se los aplicará, investigar el trabajo del médico,  para tener una panorama pleno, porque el hacerse un trabajo estético con nuevas técnicas es algo eficiente, seguro y con resultados espectaculares, siempre y cuando sea aplicado por un profesional, que brinde una experiencia integral, donde la belleza y salud se fusionen satisfactoriamente.


Written By
More from Horizon Mag

New artist in the horizon

Horizon tiene el honor de presentar a Guillermo Cantón, quien se define...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *