Condena


En pleno 2020 nos sentimos presos en nuestras casas, pagando una condena de un crimen que no cometimos.

Se nos acusa de un deseo intenso de querer abrazar a los nuestros, de tener ganas de salir a la calle con libertad de locomoción como lo hacíamos hace 40 días, de añorar los días que los niños iban al colegio y los padres al trabajo, de llegar a extrañar el tráfico pues nuestro carro era una cápsula de aislamiento del caos externo.

Se nos acusa de acumular platos sucios y llorar más que de costumbre, de tener una mente que divaga día tras día tratando de comprender lo incomprensible. De contar los días como si estuviéramos en una cuenta regresiva y de pintar paredes tratando de cambiar el panorama. De creer que somos eternos y que el mañana siempre estará allí para poder cambiar.

Después de todo, Yo me declaro culpable!

No puedo negar que quiero ir tras mis sueños que llevan semanas parqueados en mi garage, que ansío retomar los planes que arrebataron, que estoy cansada de estar cansada y darme cuenta que vuelvo a amanecer en mi oficina.

Soy culpable de seguir creyendo en el amor y de seguirme expresando aún cuando la vida me obliga a taparme la boca con una mascarilla.

Mientras llega el día del juicio seguiré cumpliendo mi condena.

————-

Cómo saber qué día es, 

si mi mente cree que es miércoles, 

el calendario muestra que es jueves, 

la música insinúa que es viernes,

pero veo por la ventana 

y la calle grita que es domingo.

Cómo saber qué día es, 

si mi corazón dejó de latir hace 9 días

cuando supe que no te podría ver.

Cómo saber qué día es, 

si las fotos de las casas llenas de gente 

me cuentan que es invierno,

mientras la televisión transmite 

en tiempo real lo que nos depara el destino.

Cómo saber qué día es, 

si ayer pude visitar países 

cuyas fronteras están cerradas, 

volví a sentir que los rayos del sol 

calentaban mi piel 

y me perdí entre las nubes.

Cómo saber qué día es, 

si ahora son los pájaros 

los que me dan la hora 

y tu ciudad canta 

mientras la mía grita en silencio 

que es domingo.

Escrito por
Christa Zúñiga
IG @corazon.aflordepiel


Written By
More from Horizon Mag

Hotel Los Olivos Santiago, Atitlán un lugar para relajarse

Este magnífico hotel se ubica a orillas del Lago de Atitlan, en...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *