Maridaje con Pasión Artesanal

El maridaje es el proceso metafórico de casar un alimento con un tipo de cerveza específica.

En el mundo de la gastronomía existe una variedad incalculable de matices, sabores, impresiones, combinaciones, aromas y gustos.

Bajo esta tónica, existe la unión armónica e íntima entre alimentos y cervezas, conocida como maridaje. Este fenómeno persigue el verdadero sentido del placer gastronómico: la combinación ideal que permite saborear y disfrutar con los cinco sentidos las características de ambos elementos. Es el arte de saber acompañar, complementar y contrastar la cerveza correcta con el platillo adecuado.

No se trata solamente de acompañar los sabores de una cerveza, sino de contrastar el sabor de un alimento con las notas de una cerveza o bien armonizar diferentes sabores. Es decir, que al combinar alimentos con cerveza, el sabor resalta, se magnifican los aromas y sabores.

Se trata de crear combinaciones que mantengan el equilibrio necesario para poder  generar  experiencia, armonizar el gusto y refinar el paladar para lograr apreciar la perfecta combinación entre gastronomía y cerveza.

No existe una ciencia exacta para el maridaje, todo se resume en el grado de  experimentación y nivel de gusto del comensal. Para empezar, es importante tomar en cuenta la selección de la cerveza considerar su aroma y sabor suave para acompañar comidas o platillos que tengan aromas y sabores de similar intensidad. Dependiendo del sabor y aroma de la cerveza, así también se escogen los  acompañamientos con perfiles semejantes.

A continuaciòn se presentan algunos tips y recomendaciones de maridaje para lograr los efectos anteriores en cada estilo.

Case Intensidad con Intensidad

Los platos suaves casan mejor con cervezas suaves y las comidas de sabor intenso con cervezas potentes. Se trata de buscar combinaciones en la que cada componente complemente o transforme al otro, no que lo desvanezca totalmente.

Encuentro de Armonías

Las combinaciones de cerveza y comida combinan a la perfección cuando se compartan elementos de sabor o aroma. A las personas les representa un gran abanico de puntos de conexión para investigar y experimentar. Por ejemplo, se pueden combinar los sabores tostados de la Porter con trufas de chocolate.

Considerar elementos de contraste

Aprovechar las interacciones que existen entre la cerveza y la comida. Dulzor, amargor, carbonatación, especias, etc. Son algunas de ellas. Se trata de equilibrar mutuamente los sabores sin que uno sobresalga en particular. Por ejemplo, una comida dulce puede balancearse con el amargor de la cerveza.

Reglas importantes: equilibrar intensidades, encontrar resonancias y afinidades para generar contrastes. Todo esto garantiza un maridaje perfecto. Al combinar las características de un platillo con el aroma, sabor y gusto de una cerveza artesanal de El Zapote Brewing Company, disfrutas de una experiencia sensorial única y descubres más de la pasión artesanal.

More from Horizon Mag

Un Paraíso Tropical

La nueva manera de viajar para el 2021, se hace mucho más...
Read More